Consejos de Tus Doctores

No mojes el cepillo.

El cepillo actúa siempre mejor con poca pasta y sin mojarse, ya que la simple salivación natural logra la fricción necesaria para limpiar mejor logrando el pulido perfecto en tus dientes.

Cepíllate la lengua.

La lengua es como una alfombra de pelo largo en la que se acumulan demasiadas bacterias y restos de alimento por lo que es necesario utilizar el cepillo o en su defecto, su parte trasera si cuenta con aditamento para la limpieza.

Es necesario eliminar todos los microorganismos cada vez que nos aseamos la boca; también existen algunos aditamentos por separado llamados raspadores de lengua que cumplen con la esta función;  lo que tienes que tener en cuenta es que no debes raspar demasiado fuerte, ¡para no dañar las papilas gustativas de tu lengua!

Utiliza el Hilo Dental por las noches por lo menos

Utiliza el Hilo Dental por las noches por lo menos

Cuando laves tus dientes, toma en cuenta que siempre ponemos mucha atención en las siguientes superficies…

1.- La Vestibular, (cercana a los cachetes o labios)

2.- La Lingual o Palatina, cercana a  la  lengua o paladar

3.- La superficie Oclusal,  (son las caras masticatorias)

Sin embargo, siempre se nos olvidan dos más.   Y son: la zona justo entre diente y diente,  se llaman Superficies Interproximales, y es ahí donde entra en función el Hilo Dental!

Será importante su uso por lo menos antes y durante el cepillado nocturno, y en casos en los que durante el día sientas la necesidad

Utiliza Guarda Nocturna;

Antes de acostarte a dormir, reflexiona sobre tus logros y piensa en lo que no terminaste durante el día y anótalo; déjalos a un lado, así es, es importante dejar a un lado todos los pendientes que nos agobian para poder dormir bien.

Regálate 5 minutos para hacer ejercicios de respiración y meditación.…

El estrés se ha manifestado a través de los años con diferentes enfermedades como la dermatitis, tomando ahora el primer lugar las gástricas; sin embargo, el desgaste dentario llamado bruxismo ha tomado ya el tercer lugar deteriorando el esmalte, inclusive destruyendo restauraciones viejas y no tan viejas… generando problemas de articulación, dolores de cabeza y musculares.

Esto se tiene que tratar profesionalmente, pero lo primero que se recomienda es la utilización de una guarda nocturna. Si no tienes una por favor ven a revisarte para ver si la necesitas.